Escape

Alerta de seguridad: si cree que sus actividades en la computadora están siendo monitoreadas, por favor accese este sitio web desde una computadora más segura. Para salir inmediatamente de este sitio, haga clic en la tecla “esc”. Si está corriendo peligro en este momento, llame al 911, a la línea de crisis local, o a la Línea Nacional Directa contra Violencia Doméstica al  1-800-799-7233 o TTY 1-800-787-3224.

Skip Navigation

Alerta de seguridad: si cree que sus actividades en la computadora están siendo monitoreadas, por favor accese este sitio web desde una computadora más segura. Para salir inmediatamente de este sitio, haga clic en la tecla “esc”. Si está corriendo peligro en este momento, llame al 911, a la línea de crisis local, o a la Línea Nacional Directa contra Violencia Doméstica al  1-800-799-7233 o TTY 1-800-787-3224.

Casa de Esperanza entre líderes nacionales que asistieron a la ceremonia en que el Presidente Obama firma VAWA

(Directamente al frente del Presidente Obama y a la izquierda del Rep. Moore se encuentra Rosie Hidalgo, directora de política pública de Casa de Esperanza.) 

El 7 de marzo del 2013 marcó una importante victoria para tod@s l@s american@s que buscan la erradicación de la violencia doméstica y la agresión sexual a lo largo de cada rincón del país. Luego de una ardua contienda, y desafortunadamente una larga batalla, el 113avo Congreso votó para mandar la reautorización de la Ley contra la Violencia a las Mujeres (VAWA) al escritorio del presidente. Entre l@s invitad@s de honor a la firma de la ley se encontraba Rosie Hidalgo, la directora de política pública de Casa de Esperanza.

Casa de Esperanza ha estado por mucho tiempo a la vanguardia de la campaña para reautorizar VAWA, buscando mejorar  y hacer que VAWA sea más eficaz para las comunidades marginales.  Al trabajar como miembro de un Comité Directivo del Equipo de Trabajo Nacional para Erradicar la Violencia Sexual y Doméstica, Casa de Esperanza colaboró con otras organizaciones nacionales para solicitar un liderazgo bipartidista en Capitol Hill, movilizar a la comunidad e informar a los medios de comunicación y a otros líderes sobre los componentes críticos de una ley VAWA adecuada.

"Esta victoria de asegurar la reautorización de VAWA bipartidista e inclusiva fue el resultado de un gran esfuerzo colaborativo tomado con un espíritu de solidaridad para asegurarse de que VAWA fuera fortalecida para proteger a todas las víctimas. Es el resultado de intercesores/as sobrevivientes y aliad@s a lo largo del país levantando sus voces para instar al Congreso a hacer lo correcto”, indicó Rosie Hidalgo, directora de política pública de Casa de Esperanza.

El resultado final es una VAWA que incluye la mejora de ayudas esenciales para víctimas de violencia doméstica y agresión sexual inmigrantes, y la mejora de programas se subvenciones que se enfocan en proveer servicios cultural y lingüísticamente específicos para estas comunidades.  Particularmente, la ley refleja un compromiso importante para mejorar las protecciones para víctimas nativo americanas, inmigrantes y víctimas LGBT de violencia doméstica y agresión sexual. La legislación también incluye la reautorización de la Ley de Protección a las Víctimas de Tráfico Humano (TVPRA, por sus siglas en inglés).

El éxito de esta campaña comprueba que el apoyo bipartidista en el Congreso es posible para asuntos como la violencia contra las mujeres, el cual debería estar siempre por encima de divisiones políticas.

A pesar de la importante acción tomada por el Presidente, la violencia contra las mujeres continúa siendo un serio problema en nuestra nación. Casa de Esperanza continuará apoyando con fervor   la mejora en programas de prevención e intervención para las víctimas de violencia doméstica y sexual y sus familias, y continuará intercediendo para que la legislación responda a las necesidades de las víctimas.
Por último, nos enorgullece mucho compartir con ustedes el reconocimiento otorgado por el Departamento de Estado de los EEUU a Casa de Esperanza, cuando nombró a Rosie Hidalgo como representante pública de la Delegación americana que asistió a la 57ava sesión de la Comisión sobre el Estado de las Mujeres, de las Naciones Unidas. Que increíble experiencia y honor.