Escape

Alerta de seguridad: si cree que sus actividades en la computadora están siendo monitoreadas, por favor accese este sitio web desde una computadora más segura. Para salir inmediatamente de este sitio, haga clic en la tecla “esc”. Si está corriendo peligro en este momento, llame al 911, a la línea de crisis local, o a la Línea Nacional Directa contra Violencia Doméstica al  1-800-799-7233 o TTY 1-800-787-3224.

Skip Navigation

Alerta de seguridad: si cree que sus actividades en la computadora están siendo monitoreadas, por favor accese este sitio web desde una computadora más segura. Para salir inmediatamente de este sitio, haga clic en la tecla “esc”. Si está corriendo peligro en este momento, llame al 911, a la línea de crisis local, o a la Línea Nacional Directa contra Violencia Doméstica al  1-800-799-7233 o TTY 1-800-787-3224.

Los servicios proveídos por la Ley Contra la Violencia a las Mujeres (VAWA, por sus siglas en inglés) hacen una diferencia en las víctimas todos los días.  

  • En un período de 24 horas, los programas locales contra violencia doméstica sirvieron a más de 67.000 víctimas. 1
  • Tres cuartas partes de las víctimas de violencia doméstica (74 porciento) evaluaron la ayuda recibida en un refugio contra violencia doméstica como "de mucha ayuda" y un 18 porciento dijo que había sido "de ayuda".2
  • VAWA ha contribuido a una reducción significativa de la violencia doméstica. Entre 1994 y el 2010, la tasa se redujo un 64 porciento. 3
  • Cuando víctimas de agresión sexual reciben servicios de un/a intercesor/a (como aquellos proveídos por los programas contra agresión sexual apoyados por VAWA), reciben información, referencias y servicios más útiles, y experimentan menos trauma secundario o  revictimización por los sistemas médicos y legales que aquellas sin intercesores/as.4
  • L@s sobrevivientes de violación que recibieron ayuda de intercesores/as estuvieron un 59% más anuentes a que se les tomara reportes policiales que aquell@s sobrevivientes sin intercesores/as. Cuando l@s intercesores/as están presentes en procedimientos legales o médicos después de una violación, las víctimas se recuperan mejor tanto a corto como a largo plazo, experimentando menos estrés sicológico, dificultades de la salud, comportamientos sexuales riesgosos, auto reproche, culpabilidad y depresión.5
  • VAWA provee servicios para hombres, mujeres y niñ@s. VAWA está sujeta a las mismas leyes antidiscriminatorias generales que aplican a todas las actividades gubernamentales federales, e incluye un lenguaje específico que indica que a los hombres víctimas no se les puede negar servicios financiados con VAWA.6

Las mujeres son desproporcionalmente afectadas por la violencia sexual, la violencia causada por el/la compañer@ íntim@ sexual y acecho.

  • Casi una de cada cinco mujeres y uno de cada 71 hombres han sido violad@s en sus vidas.7
  • Una de cada cuatro mujeres y uno de siete hombres han experimentado violencia física a manos de un/a compañer@ íntim@.8
  • Las mujeres tienen cuatro veces más posibilidades que los hombres de ser golpeadas, seis veces más posibilidades de ser tiradas contra algo y nueves veces más posibilidades de ser lastimadas por estrangulamiento o sofocación. 9
  • Una de cada seis mujeres ha sido acechada durante el transcurso de su vida; uno de cada 19 hombres ha experimentado acecho en su vida.10
  • Las mujeres representan el 88% de las personas que llaman a la Línea  Nacional sobre Violencia Doméstica.11

VAWA apoya una respuesta coordinada del sistema de justicia que asegure la integridad  de las familias y l@s niñ@s.

  • VAWA anima las políticas pro-arresto cuando hay causa probable para creer que ha ocurrido violencia doméstica. Todas las agencias del orden público estatales y locales tienen la autoridad, aparte de VAWA, de arrestar cuando haya causa probable para creer que cualquier crimen ha sido cometido.
  • En todas los tribunales del país, debe haber por lo menos "razones suficientes para creer" que un/a compañer@ ha abusado al otr@ antes de que un tribunal emita una orden de protección.   
  • VAWA no crea ningún requisito sobre cómo los tribunales estatales y locales deben manejar los casos de divorcio y custodia dentro de sus jurisdicciones.  La ley en la mayoría de los estados requiere a los tribunales que se otorgue custodia con base en lo que es mejor para el interés del niñ@.

Cuando un/a sobreviviente elige obtener una orden de protección (una ayuda crucial apoyada por VAWA), ésta reduce la violencia con mucha frecuencia

  • En un estudio en Kentucky 12, las amenazas y el abuso físico se redujeron dramáticamente durante los seis meses después de que un/a sobreviviente obtuvo una orden de protección.
  • Las amenazas de muerte o de hacer daño disminuyeron casi un 50%. El abuso físico moderado disminuyó 61% y el abuso físico severo disminuyó casi 50%. Las órdenes de protección reducen todos los tipos de violencia causada por el/la compañer@ íntim@: sicológica, financiera, física y sexual.

Aprobar VAWA no solo es lo correcto, es lo inteligente: asegurarse de que los dólares federales vayan a las prioridades más altas, se encarguen de las brechas y tengan máximo impacto. 

  • VAWA le ha ahorrado al gobierno más de $14.8 billones en los primeros 6 años. En solo un estado (Kentucky), las órdenes de protección le ahorraron por lo menos $85 millones anualmente. 14
  • Los fondos de VAWA ayudarán a abordar la realidad actual de que demasiadas víctimas de agresión sexual todavía están sin servicios en sus comunidades y muchos programas contra la agresión sexual a menudo carecen de recursos para satisfacer plenamente las necesidades de las víctimas. 60% de los programas tienen listas de espera para consejería por agresión sexual y 30% tiene lista de espera para grupos de apoyo. 15

1 Domestic Violence Counts 2011: A 24-­hour census of domestic violence shelters and services. The National Network to End Domestic Violence (2012). http://nnedv.org/docs/Census/DVCounts2011/DVCounts11_NatlSummary_Color.pdf.

2 Meeting Survivors’ Needs: A Multi-­State Study of Domestic Violence Shelter Experiences. National Resource Center on Domestic Violence & University of Connecticut School of Social Work (2009). See http://www.vawnet.org/research/MeetingSurvivorsNeeds/.

3 Catalano, S. (2012, November). Intimate Partner Violence, 1993 – 2010. http://bjs.ojp.usdoj.gov/content/pub/pdf/ipv9310.pdf.

4 Campbell, R. (2006). Rape survivors’ experiences with the legal and medical systems: Do rape victim advocates make a difference? Violence Against Women, 12, 30-­‐45. doi:10.1177/1077801205277539)

5 Ibid.

6 42 USC 13925(b)(8)

7 Black, M.C., Basile, K.C., Breiding, M.J., Smith, S.G., Walters, M.L., Merrick, M.T., Chen, J., & Stevens, M.R. (2011). The National Intimate Partner and Sexual Violence Survey (NISVS): 2010 Summary Report and Fact Sheet. Atlanta, GA: National Center for Injury Prevention and Control, Centers for Disease Control and Prevention.

8 Ibid. (This number increases to one in six for gay males. See Walters, M.L., Chen J., & Breiding, M.J. (2013).The National Intimate Partner and Sexual Violence Survey (NISVS): 2010 Findings on Victimization by Sexual Orientation. Atlanta, GA:National Center for Injury Prevention and Control, Centers for Disease Control and Prevention. http://www.cdc.gov/ViolencePrevention/pdf/NISVS_SOfindings.pdf.)

9 Ibid.

10 Ibid.

11 National Domestic Violence Hotline (2012).

12 The Kentucky Civil Protective Order Study: A Rural and Urban Multiple Perspective Study of Protective Order Violation Consequences, Responses, & Costs (2009).  https://www.ncjrs.gov/pdffiles1/nij/grants/228350.pdf.

13 Kathryn Andersen Clark et al., A Cost-­‐Benefit Analysis of the Violence Against Women Act of 1994, 8

Violence Against Women 417 (2002).

14 Ibid. at 12.

15  Survey by the National Alliance to End Sexual Violence programs (2012).

- Lea más en: http://nationallatinonetwork.org/policy-and-action/policy/vawa/vawa-makes-a-difference#sthash.azNA8DXR.dpuf