Escape

Alerta de seguridad: si cree que sus actividades en la computadora están siendo monitoreadas, por favor accese este sitio web desde una computadora más segura. Para salir inmediatamente de este sitio, haga clic en la tecla “esc”. Si está corriendo peligro en este momento, llame al 911, a la línea de crisis local, o a la Línea Nacional Directa contra Violencia Doméstica al  1-800-799-7233 o TTY 1-800-787-3224.

Skip Navigation

Alerta de seguridad: si cree que sus actividades en la computadora están siendo monitoreadas, por favor accese este sitio web desde una computadora más segura. Para salir inmediatamente de este sitio, haga clic en la tecla “esc”. Si está corriendo peligro en este momento, llame al 911, a la línea de crisis local, o a la Línea Nacional Directa contra Violencia Doméstica al  1-800-799-7233 o TTY 1-800-787-3224.

Esto requiere todavía más valentía que influenciar a otros hombres porque involucra intervenir cuando usted ve violencia o una amenaza de violencia. Esta es una habilidad complicada porque usted no debería exponerse a usted mismo o a otros al peligro o responder a la violencia con más violencia. Ser un testigo activo involucra encontrar maneras seguras para interrumpir una situación violenta o potencialmente violenta, aún cuando se trate de extraños.
 
Algunas veces, el solo hecho de que el agresor sepa que usted conoce la situación puede ayudar a mitigar el abuso. Por ejemplo, hay una campaña internacional nueva que se originó en India, que anima a los vecinos a tocar el timbre cuando escuchan posibles sonidos de abuso y hacer una pregunta no relacionada con la situación, como “¿me pueden dar un poco de azúcar?” Este tipo de estrategia puede ser particularmente útil en comunidades y situaciones donde no es recomendable llamar a la policía, por cualquier motivo. Por supuesto, si usted sospecha que la vida de alguien está en peligro, siempre debe llamar al 911 inmediatamente. 
 
Otra estrategia creativa para la intervención de un espectador es ilustrada por la historia de un joven, quien durante una fiesta notó que un grupo de hombres estaba llevando a una joven ebria arriba, a uno de los cuartos de la casa. El sospechaba que no se proponían nada bueno, pero no se sintió seguro para intervenir físicamente. En vez de eso, tuvo una gran idea: jaló la alarma de fuego en la casa y todas las personas tuvieron que evacuarla, mientras llegaba el personal de emergencia al lugar. Hay maneras creativas en las que podemos interrumpir situaciones potencialmente peligrosas, sin escalar la violencia. 
 
El programa “Hombres Unidos contra la Violencia Familiar” es un programa que entrena a los hombres a ser testigos activos. La campaña de tocar el timbre mencionada arriba provee ideas concretas que l@s miembros de la comunidad pueden usar para interrumpir incidentes de violencia.