Escape

Alerta de seguridad: si cree que sus actividades en la computadora están siendo monitoreadas, por favor accese este sitio web desde una computadora más segura. Para salir inmediatamente de este sitio, haga clic en la tecla “esc”. Si está corriendo peligro en este momento, llame al 911, a la línea de crisis local, o a la Línea Nacional Directa contra Violencia Doméstica al  1-800-799-7233 o TTY 1-800-787-3224.

Skip Navigation

Alerta de seguridad: si cree que sus actividades en la computadora están siendo monitoreadas, por favor accese este sitio web desde una computadora más segura. Para salir inmediatamente de este sitio, haga clic en la tecla “esc”. Si está corriendo peligro en este momento, llame al 911, a la línea de crisis local, o a la Línea Nacional Directa contra Violencia Doméstica al  1-800-799-7233 o TTY 1-800-787-3224.

Es muy importante que mientras usted comienza a actuar, también tome tiempo para reflexionar sobre su propia experiencia. La mayoría de los hombres son entrenados para estar en control de las situaciones y para “arreglar” cosas, pero en el caso de la violencia contra las mujeres, es esencial que se haga unas preguntas primero. Por ejemplo: 
 
  • Cuando estaba creciendo, ¿qué aprendí sobre cómo ser un hombre?
  • ¿Qué aprendí sobre cómo tratar a las niñas y a las mujeres?
  • ¿Cómo han cambiado esas creencias con el paso de los años?
  • ¿Por qué quiero participar en los esfuerzos para erradicar la violencia contra las mujeres?
  • ¿Estoy dispuesto a seguir la guía de mujeres y otros hombres que han trabajado en estos esfuerzos durante mucho tiempo? ¿Estoy dispuesto a escucharl@s?
  • ¿Cómo me ha afectado la masculinidad tradicional a mí y a mis personas queridas?
  • ¿Qué he hecho para alejarme de los peligros de la masculinidad tradicional? 
  • ¿Soy capaz de expresar mis sentimientos libremente cuando es seguro y apropiado? 
  • ¿Alguna vez he usado algún tipo de abuso y violencia contra mujeres? (incluyendo emocional, financiera, sexual y física). De ser así, ¿qué he hecho para cambiar mis comportamientos y tomar responsabilidad por las personas a las que he lastimado?
 
Estas no son preguntas fáciles de contestar para ningún hombre y tal vez usted no las pueda contestar todas ahora mismo, pero al involucrarse más en ayudar a prevenir la violencia contra las mujeres, usted querrá regresar a éstas y otras preguntas sobre la masculinidad. No se trata de buscar culpables o sentirse avergonzado, pero a la gran mayoría de los hombres, no solo los latinos sino hombres alrededor del mundo, se les enseña a enterrar sus sentimientos, afirmar el control y usar violencia si es necesario. 
 
¿Ésta list@ para tomar acción? Tome la promesa. Únese con otros para crear un mundo libre de violencia doméstica al basar nuestr@s relaciones (de todos tipos) en amor, respeto y comprensión.
 
Usted puede aprender más al mirar el siguiente video y leer los siguientes libros y artículos:
 
Este video, presentado por Juan Carlos Areán, Director de la Red National Latin@, explora dimensiones de la masculinidad tradicional que contribuyen al problema constante de la violencia en las relaciones familiares e íntimas. 
 
 
Recursos adicionales:
 
Un video hecho por jóvenes en Panamá: Pela´os y pela´as te cuentan la violencia de género