Escape

Alerta de seguridad: si cree que sus actividades en la computadora están siendo monitoreadas, por favor accese este sitio web desde una computadora más segura. Para salir inmediatamente de este sitio, haga clic en la tecla “esc”. Si está corriendo peligro en este momento, llame al 911, a la línea de crisis local, o a la Línea Nacional Directa contra Violencia Doméstica al  1-800-799-7233 o TTY 1-800-787-3224.

Skip Navigation

Alerta de seguridad: si cree que sus actividades en la computadora están siendo monitoreadas, por favor accese este sitio web desde una computadora más segura. Para salir inmediatamente de este sitio, haga clic en la tecla “esc”. Si está corriendo peligro en este momento, llame al 911, a la línea de crisis local, o a la Línea Nacional Directa contra Violencia Doméstica al  1-800-799-7233 o TTY 1-800-787-3224.

A pesar de que muchos programas de intervención documentados en la literaturas son limitados en su inclusión de hombres latinos, un creciente número de publicaciones están comenzando a documentar información para desarrollar enfoques relevantes a hombres latinos.

  • Una evaluación de 309 participantes indica que Hombres Unidos contra la Violencia Familiar ha mostrado resultados prometedores con hombres migrantes latinos en el cambio de sus actitudes, comportamiento y  voluntad para intervenir y prevenir la violencia doméstica.
  • Resultados preliminares del estudio cualitativo del Proyecto Historias de Hombres (Men´s Story Project) llevado a cabo por la Universidad de California-San Francisco, indica que las producciones en vivo pueden estimular cambios en las actitudes y el comportamiento respecto a normas de género, y desarrollar relaciones más saludables.
  • El resultado de ocho estudios cuasi-experimentales del Program H en América Latina, África subsahariana, Asia y los Balcanes encontró evidencia de cambios positivos en las actitudes y los comportamientos hacia una mayor equidad de género.
  • Una prueba experimental controlada al azar que siguió a 2,000 atletas por un año en 16 escuelas secundarias en Sacramento, California mostró que Muchachos Entrenamiento en Hombres  (Coaching Boys into Men o CBIM, por sus siglas en inglés)  aumenta las intenciones de intervenir y el reconocimiento del comportamiento abusivo. Estos hallazgos fueron confirmados por una subsecuente evaluación un año luego de que terminara el período de prueba.

Comentario: estos programas fueron desarrollados como enfoques alternativos para trabajar con poblaciones diversas. Los resultados de las evaluaciones confirman que han cambiado actitudes y comportamientos hacia las mujeres y han prevenido la violencia doméstica. A pesar de los resultados positivos, estos programas representan pequeños logros; hay todavía mucho por hacer para trabajar con hombres latinos.